WooCommerce, una guía básica.

WooCommerce es actualmente la segunda herramienta más usada del mundo para proyectos de eCommerce y probablemente acabe siendo la más usada del mundo. Esta imagen vale más que 1000 palabras:

Cuota de mercado de WooCommerce
Fuente: BuiltWith

Lo curioso del tema es que en España es una herramienta poco usada y muy desconocida.

En nuestro caso tenemos un par de años de experiencia con la herramienta y hace meses que trabajamos con WooCommerce para ser “third party developers”. Creo que va siendo hora de empezar a fomentar su uso, porque realmente creo que es una buena solución para la mayoría de los eCommerce tradicionales.

¿Qué es WooCommerce?

Es muy sencillo de explicar: WooCommerce es un plugin para WordPress que extiende sus funcionalidades para que puedas construir y gestionar tu tienda online.

Como todos los plugins de WordPress, WooCommerce está sujeto a una licencia GPL (GPL V3), es un proyecto open source y es totalmente gratuito.

El repositorio de WooCommerce está actualmente gestionado por la gente de WooThemes y nació como un fork de Jigoshop.

Por lo tanto, una tienda creada con WooCommerce no deja de ser otro sitio WordPress enriquecido con muchas funciones de eCommerce.

¿Es gratis?

WooCommerce es gratis. Las extensiones, salvo excepciones, no lo son.

Las extensiones amplían la funcionalidad básica de WooCommerce. Algunos ejemplos: hay una extensión para “bookings” (reservas) u otra que te permite poner distintos precios y métodos de envío en función del país al que se vaya a enviar. Una extensión cuesta entre 30 y 200 dólares.

Intentaré no desviarme mucho del tema original, pero este es un tema importante: Si estás buscando una tienda o solución gratis o muy barata, no uses WooCommerce. De hecho, en general, no le recomiendo a nadie que se embarque en un proyecto de eCommerce con presupuestos que no dan ni para un cafe al día. Más adelante escribiré mucho más en detalle sobre este tema, pero es escandaloso el overpromise que hay en este sector en España.

Dicho esto, WooCommerce no es una opción especialmente costosa y su uso no tiene asociado costes recurrentes.

¿Qué se puede hacer con WooCommerce?

Ahora mismo puedo recomendar WooCommerce para eCommerce de productos físicos y para reservas. Para productos digitales y suscripciones hay mejores alternativas sobre las que ya escribiré otro día. Es una opción perfectamente viable para tiendas que tengan un catálogo de hasta un par de miles de productos. No tengo experiencia con catálogos más extensos, por lo tanto no puedo decir nada al respecto.

Tengo que insistir en que, al margen de todo lo que ofrece WooCommerce, también está disponible todo el universo de opciones que ofrece WP.

Over Clothing fue premiada hace unos días en la convención anual que WooCommerce celebra en San Francisco. Es un ejemplo perfecto de site WP con tienda WooCommerce.

Ventajas

Es WordPress y eso es bueno.
Este es un tema que voy a tocar recurrentemente en este blog. Que algo tenga WordPress detrás no es malo, es bueno. Se aprovecha todo lo que se ha desarrollado para una plataforma que sostiene un 20% de los sites que hay en Internet. Hostings especializados, ecosistema inmenso de plugins, relativamente fácil de usar y una comunidad gigantesca. En el último año, el crecimiento de WordPress fue equivalente a dos veces la cuota de mercado de Drupal.

Muchas plantillas a precios accesibles
Conseguir diseños decentes para las tiendas siempre ha sido un problema. En el caso de WooCommerce no pasa esto. Gracias al furor de los marketplace de plantillas, se consiguen cosas muy decentes con las que comenzar por poco más de 50€. Al elegir plantilla es importante tener la certeza que nuestro proveedor se mantendrá actualizado de cara a las nuevas versiones de WP y WooCommerce. Nunca descargues plantillas de fuentes poco fiables.

Comunidad grande y en desarrollo
Cuando una herramienta tiene tanta cuota de mercado es normal que detrás encontremos una comunidad grande. El requisito para sacar partido a esto, hoy por hoy, es el inglés. En inglés podemos encontrar miles de recursos y profesionales a los que recurrir. Si tienes un problema, es muy probable que alguien lo haya resuelto ya y haya escrito sobre ello y eso te acaba ahorrando mucho tiempo y dinero.

Se adapta bien a tus necesidades
WooCommerce se ajusta bien a la mayoría de modelos tradicionales de eCommerce. Puedes además expandirlo para gestionar reservas o vender productos digitales (para esto último recomiendo otra herramienta, easy digital downloads, ya escribiré al respecto). En el panel tienes decenas de ajustes, puedes conectarte a cientos de pasarelas, usar el proveedor logístico que quieras y cada vez es más común que los SaaS aprovechen su API, por ejemplo, para temas de atención al clientes y así tener toda el historial del cliente.

Setup rápido y costes bajos
Empezar un proyecto con WooCommerce es muy rápido. Técnicamente, la diferencia con tener un WP normal es que en este caso hay que añadir un plugin y una plantilla (siendo esto último opcional). En la realidad, lo que más tiempo toma en cualquier tienda es subir productos, ajustar y configurar todo. En ese aspecto, es igual de lento que cualquier solución que te instales por tu cuentas. Lo cierto es que las soluciones alojadas por terceros si que pueden ser más ágiles en este punto, pero difícilmente, más económicas.

Si sabes programar o si te ayuda un programador puedes expandirlo a tu gusto. Encima, puedes ganar dinero con ello.
Para nosotros ha sido una de las ventajas clave. Hemos hecho con WooCommerce lo que nos ha dado la gana, lo que no nos convencía, lo mejorábamos. Algún tema que hemos echado en falta, lo desarrollamos y como vimos que había demanda para esa solución, creamos una extensión que ahora mismo está camino de venderse en la tienda oficial de WooCommerce (Eso sí, el proceso de negociación con ellos ha sido L A R G O). Es importante que las mejoras que se hagan sean compatibles con futuras versiones de WP y WooCommerce, de lo contrario, con el paso del tiempo nuestro site podría ser vulnerable.

Tiene buen porvenir
WooCommerce es un proyecto open source, con su repositorio público en github. Hay commits a diario y no están cerrados a las colaboraciones. WooCommerce está a meses de convertirse en la solución eCommerce más popular del mercado y este es sólo el comienzo. La comunidad ayuda a priorizar el roadmap y se adapta muy rápidamente a las innovaciones que haya en el mercado.

Desventajas

La necesidad de expandir
WooCommerce, tal y como viene en el plugin, se suele quedar corto para la mayoría de los eCommerce que quieren hacer algo serio y tener cierto volumen. Hay que expandir las funcionalidades en la mayoría de los casos y en parte es normal, ese es el modelo de negocio detrás de este proyecto. El auténtico inconveniente es que el único sitio para adquirir las extensiones del que uno se puede fiar realmente es la tienda oficial (el proceso de revisión al que fuimos sometidos fue bastante riguroso). Es en cierto modo un monopolio y eso afecta a los precios. Hay mucha gente vendiendo extensiones, pero a nosotros no nos dan la misma confianza que las disponibles en el market oficial.

Necesitas tener ciertos conocimientos previos y sobre todo saber dónde recurrir
Usar WooCommerce no es tan sencillo como usar WordPress y el proceso de onboarding no está trabajado como en otras herramientas en las que hay cobros recurrentes por uso. Es recomendable tener ciertas nociones sobre eCommerce en general y más aún, saber inglés y cómo buscar en Google. La comunidad ha escrito mucho al respecto, pero hay que saber llegar a esos recursos que están, por lo general, en inglés.

Backend poco ágil y no tan fácil de cachear
Esto es sencillo de explicar: cuando uno navega por la administración de WooCommerce, nota que podría o debería ir más rápido. Cachear es posible, pero hay que hacerlo con cuidado. Los plugins típicos de WP para cache, mal usados pueden producir algunos problemas en la actualización de carritos, depende en muchas veces de la combinación de plantilla y plugin de cache que se esté usando. Una vez que se ha cacheado todo bien, el front suele responder muy bien, no así el backend, lo que en ocasiones puede hacer que la gestión diaria de la tienda sea algo frustrante.

En España hay poca adopción
Esto es así. Mi conclusión por ahora es que la injustificada mala fama que tiene WordPress ha hecho que en España WP se use mucho menos de lo que se podría estar usando. Esta anotación es acerca de WooCommerce y en breve escribiré como esa fama ha sido muy conveniente para algunos y como sin embargo en otros países han sabido usar la herramienta sin contratiempos. Para terminar, que la poca adopción sea una desventaja se debe, principalmente, a que hay poca gente local a la que recurrir, pero sabiendo inglés la desventaja desaparece y si no, siempre se puede intentar tirar de google translate.

Si tenéis preguntas, aprovechad para dejarlas en los comentarios que, con mucho gusto, os contestaré.

De aquí en adelante estaré escribiendo regularmente sobre WordPress, del ecosistema alrededor, de las oportunidades de negocio que hay, revisando herramientas que ya existen y con suerte, contando qué tal nos va en nuestros proyectos WP. Si te quieres mantener al día, puedes dejar tu email para que te avise:

Comments are closed here.